lunes, 25 de mayo de 2020

ESCRITO PARA LA DELEGADA DE SALUD Y CONSUMO DE CASTILLEJA DE LA CUESTA, SEVILLA.


A.A: Delegada de Salud y Consumo de Castilleja de la Cuesta. Doña Ángela de la Rosa Alcantara



Doña Séfora Vargas Martín abogada con documento nacional de identidad xxxxxx, colegiada, xxxxx del Ilustre Colegio de Abogados de Sevilla, Presidenta de la Asociación Aproideg, con CIF G-XXXXX, con domicilio a efectos de notificaciones en la calle xxxxxxxxx de Sevilla. Miembro del Consejo de Comercio Ambulante del Ayuntamiento de Sevilla, y asesora para el grupo municipal “Adelante Andalucía”, como mejor procedo en derecho,
DIGO:
Que tras haber expuesto la preocupación a este órgano, mediante una reunión con la Excelentísima  Señora Delegada de Salud y Consumo , Doña Ángela de la Rosa Alcántara sobre la imposibilidad de desarrollar la ejecución del mercado, celebrado los miércoles en Castilleja de la Cuesta y tras demostrar  la inviabilidad de ejecutar el mercado con las medidas que nos trasladan desde el gobierno central en el manual de buenas prácticas del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, procedo a MANIFESTAR LA PROFUNDA INSATISFACCIÓN DE TODO EL COLECTIVO Y LA DISPARIDAD DE OPINIONES AL RESPECTO SOBRE EL INICIO DE LA ACTIVIDAD ECONÓMICA DEL MERCADO, EN BASE A LOS SIGUIENTES HECHOS:
·         Resulta completamente inviable, dadas las características del terreno del mercado, acotado por cerramiento fijo, ampliar las distancias de seguridad de dos metros entre vendedores, ya que en los propios cálculos realizado por la Delegada, el espacio sigue siendo insuficiente  por las características del terreno.
·         Resulta injusto para el criterio de igualdad objetiva, aceptar el porcentaje de desescalada que prevé el gobierno del 25%. Del sondeo que oficialmente he practicado, sólo un vendedor se ha posicionado a favor de esto. El resto, no quieren ejercer la actividad comercial con este criterio de desigualdad, que además deja al consistorio y a esta delegación en la difícil tesitura de tener que elegir, quién debe montar y quién no, y en la injusta decisión de elección entre los vendedores de aceptar que unos tiene más posibilidades de obtener beneficios que los últimos, ninguno estarían en un plano de igualdad, acarreando serias desventajas y sus consiguientes  problemas sociales y de compañerismo. Siendo la comunidad de vendedores, una comunidad que hasta el día de hoy había gozado de cierta cohesión social, respeto y tolerancia entre sí desde hace años. Este criterio, ya está provocando serias crisis entre los mismos vendedores.
·         Resulta imposible tener equipos de desinfección adecuados para higienizar los puestos y las estructuras de férreas, persianas ect. Y en vista que el Ayuntamiento sólo posee un equipo y está ocupado realizando las labores de  desinfecciones propias de sus calles, ruego encarecidamente, ese criterio no sea aplicado, tal como se está realizando en el resto de Ayuntamientos de los distintos pueblos de Sevilla.
·         Resulta completamente imposible impedir a las clientas la prestación de “Probar” la ropa y en su caso la posible devolución y consecuente puesta en cuarentena del producto. Por lo que se ruega que estas medidas sean flexibilizadas porque impedirían la venta de forma inminente, son contrarias a las propias normas y garantías de consumo en materia de comercio, y a pesar de existir la alerta sanitaria, esta medida conllevaría la RUINA ABSOLUTA a este sector.
·         Resultaría imposible “hacer de policía” en el control de las medidas requeridas sobre la materia higiénico sanitaria y mucho menos, estar expuestos a sanciones sobre delitos contra la Salud Pública por la imposibilidad de controlar nosotros mismos el comportamiento de la clientas.
·         La falta de libertad absoluta y  de movimiento decretada por el estado de alarma, hace imposible la afluencia del público normalizado de este mercado. A este mercado, asisten clientas de absolutamente de todos los pueblos de alrededor, no sólo clientas  de Castilleja, que a pesar de haber pasado a la fase 1 Sevilla, aún existen horarios acotados para personas mayores por ser personas de alto riesgo en la exposición del virus. Esto afectará sin duda alguna al desarrollo normalizado de la venta.
·         La suma de estas exigencias imposibilitan le ejecución de la venta en las condiciones de normalidad, al margen de suponer un grave perjuicio a nuestra económica, peor sería intentar iniciar la actividad en estas condiciones infrahumanas, con estas exigencias tan represivas y hostigadoras que además no han sido impuestas  a otros sectores.
·         Éste sector lleva aparejada una grave crisis económica desde el 2008, crisis que se ha acrecentado de forma desmesurada tras la crisis del covid19, los vendedores se ven sin mercancía actualizada, con la mercancía de la estación pasada, en stock o estocaje, y sin  recursos ni medios para poder comprar mercancía nueva.
·         Por otro lado, lamentablemente no todos los comerciantes ambulantes han podido percibir el pago por el cese de actividad, hay un gran porcentaje que debido a deudas o impagos con la Seguridad Social, se han visto reducidos TODOS SUS INGRESOS A 0 EUROS. Sin ayudas, sin ingresos, personalmente doy fe, ya que desde mi Asociación mantengo un plan de emergencia alimentaria y he tenido que dar sustento a más de 700 personas ante la falta de respuesta de los Servicios Sociales.
Por todo ello, le suplicamos que en vista  de que no se puede dar otra respuesta al problema expuesto, la actividad sea estudiada de la forma más flexible y benevolente, la situación de estas familias es de una necesidad inefable, que necesita el respaldo y apoyo de su administración.  
Después del sondeo que he practicado, he de manifestar que hay un porcentaje muy alto de personas que no quieren ejercer la venta ante semejantes restricciones, por ver sus derechos completamente mermados, socavados. Mantienen la postura de “O TODOS O NINGUNO”, PERO SUPLICANDO LA FLEXIBILIDAD DE LAS MEDIDAS DEL GOBIERNO CENTRAL Y POR SUPUESTO, LO ANTES POSIBLE.
 Pero he de manifestar que hay otro porcentaje que suplica al consistorio y a su Delegación, que estudie la posibilidad de abrir el mercado, manteniendo una flexibilización de todas las medidas por ser inviables, y que participen  al menos el 50%, según procede el sistema de desescalada a primeros de junio. En esa línea de actuación de llevarse a cabo, se realizaría de forma alternativa, es decir, la primera semana por ejemplo, venderían los vendedores cuyo número de puesto fuera par y la semana siguiente, los vendedores con números impares.
Ellos alegan la necesidad absoluta de reactivar la economía de forma inminente. Piensan que HAY QUE CREAR UNA CONCIENCIA DE MERCADO, para que cuando lleve algún tiempo, vuelva a funcionar la actividad comercial  con normalidad. Por otro lado la falta de ayudas sociales, los tiene inmersos en necesidades y carencias absolutas hasta de ALIMENTOS Y PRODUCTOS BÁSICOS.
Por otro lado, quiero dejar constancia que el día de celebración del mercado, las RECOMENDACIONES a seguir, para paliar la pandemia, al menos durante el primer mes, serían las siguientes:
·         Cada puesto debe de ser recubierto y cerrado por toldos o trapos que actúen como separadores entre los mismo puestos, de esa manera se garantiza la separación entre cada puesto, en vista que no hay margen para separar los puestos entre sí.
·         Se hace constar que las calles deben de tener una separación de 6 metros de ancho, en este caso, se recuerda a los vendedores el deber que existe de no salirse de los lindes de su parcela. En este sentido no cuentan las viseras, estructura que se monta para aumentar la sombra en el verano, pero sí deben  de ser conscientes, que la estructura base del puesto no de extralimitar sus lindes reseñados.
·         El ayuntamiento debe de arreglar el problema de alumbrado central del mercado, uno de los postes de luz principal del centro, tiene fundida prácticamente todas sus luces, se ruega, sea reparado para que a primera hora de la mañana, cuando no hay luz natural, esto no sea excusa para no poder ver los lindes, líneas delimitadoras en el suelo. Es imposible montar sin luz. El mercado lleva en esa situación desde hace más de 6 meses. Sería el presupuesto base, para poder exigir no sobrepasar los límites pintados en el suelo.
·         El ayuntamiento, debe señalizar unas líneas de “espera en el suelo”, a lo largo de la parcela, con su metro o metro y medio de separación, tanto de forma horizontal, como en cola, es decir, hacía atrás, para obligar a las clientas a respetar la distancia social exigida.
·         Del mismo modo, el Ayuntamiento debe poner a disposición geles expendedores y guantes, en la puerta de salida y entrada. Al margen de que cada vendedor debe de cumplir con estas medidas dentro de sus puestos.
·         La policía deberá también exigir el uso de los guantes a las clientas, para evitar contagios y en su caso, permitir la prohibición de tocar cualquier producto o mercancía sin guantes.
·         La responsabilidad de distancia social, JAMÁS PUEDE REACER ÚNICAMENTE SOBRE LOS TRABAJADORES, ES RESPONSABILIDAD OBJETIVA Y PERSONAL DE CADA INDIVIDUO. Entendemos que a pesar de indicarle a las personas que respeten la distancia recomendadas, en algunos casos no nos hacen caso, por lo que ruego que la propia policía ayude a los propios vendedores en esta labor. Nadie quiere sufrir ni contagios, ni sanciones inmerecidas.
Por último, se hace constar a este Delegación, el trabajo realizado a nivel nacional por la MESA NACIONAL DE ORGANIZACIONES DE VENTA AMBULANTE DE ESPAÑA, desde el gobierno central, para que asuma competencias extraordinarias Y ELIMINE LAS TASAS DE OCUPACIÓN DE VÍA PUBLICA DURANTE UN AÑO ENTERO. La crisis que estamos viviendo es una de las peores de  la historia de este sector económico, necesitamos ayudas especiales, para poder amparar a este sector que está en el umbral de pobreza absoluta. Ruego, que esta Delegación trabaje en esta línea, nos ayude y permita reflotar el sector.

Al hilo de esta iniciativa, presentaré un proyecto de reactivación y modernización de los mercados, tal como he realizado en el Ayuntamiento de Sevilla. La semana que viene, me comprometo a remitirlo a dicha delegación.
Sin más, agradecer el trato, la preocupación recibida tanto al sector, como a las familias que están en un estado de necesidad, quedando a su plena disposición, reciba un cordial saludo.



  Séfora Vargas Martín
Presidenta de Aproideg.